ESPACIO BIOLÓGICO

espacio biológico 300x160 ESPACIO BIOLÓGICO
También llamado grosor biológico, espesor biológico, anchura biológica, unión dentogingival, complejo adjunto subcrevicular, es una unidad funcional, compuesta por el tejido conectivo de inserción de la encía y el epitelio de unión.

Este concepto es definido por Gargiulo, Wentz y Orban en 1961, a través de investigaciones iniciales que se basaron en los hallazgos de necropsias y estudios histológicos, estableciendo así, las dimensiones del espacio requerido por los tejidos gingivales.

Señalando que en el ser humano promedio la inserción de tejido conectivo ocupa 1.07 mm de espacio sobre el hueso alveolar y que el epitelio de unión, por debajo de la base del surco gingival ocupa 0.97mm del espacio sobre la inserción de tejido conectivo.

La combinación de estas dos medidas, con un promedio aproximado de 1 mm cada una, constituyen el espacio biológico.*

Estas dimensiones varían según el tipo de diente, edad del sujeto y biotipo periodontal.

La importancia de esta estructura radica en las consecuencias que se pueden derivar de su invasión, induciendo retracción gingival, periodontitis localizada que conduce a la reabsorción ósea a ese nivel, hiperplasia gingival, etc., todo ello con unas graves consecuencias desde el punto de vista de la salud periodontal como de la estética gingival.

Podemos calcular la dimensión exacta del espacio biológico sondando hasta la cresta alveolar (bajo anestesia) y a esa medida le restamos la profundidad del surco gingival.

FACTORES IATROGÉNICOS QUE INVADEN EL ESPACIO BIOLÓGICO

1.- Márgenes subgingivales.

2.- Coronas sobrecontorneadas o mal ajustadas.

3.- Restauraciones mal pulidas.

4.- Punto de contacto incompetente.

5.- Ganchos de prótesis parcial removible.

6.- Coronas de Cromo- Níquel en Odontopediatría.

7.- Ortodoncia: bandas mal ajustadas, cemento sobrante, aparatos de retención.

ENFOQUE TERAPÉUTICO

Por lo tanto, durante la realización de nuestros tratamientos debemos:

1.- Eliminar los factores iatrogénicos:

a- Pulido correcto.

b-Eliminar el cemento sobrante.

c- Crear un puntos de contactos competentes.

2.- Realizar tratamientos restauradores no invasivos:

a- Evitar sobrecontornos.

b- Evitar márgenes subgingivales y localizar los márgenes de nuestras restauraciones a nivel equigingival o supragingival.

c- Rehabilitación del espacio biológico: cuando realicemos cirugía de alargamiento coronario por motivos estéticos o restauradores.

EVALUACIÓN DEL ESPACIO BIOLÓGICO 

La interpretación radiográfica puede identificar violaciónes interproximales del espacio biológico .

Sin embargo, con las localizaciones más comunes en los ángulos lineales mesiovestibular y distovestibular de los dientes, las radiografías no son métodos de diagnóstico debido a la superposición de los dientes.

Si un paciente experimenta molestias en el tejido cuando los niveles del margen de restauración están siendo evaluados con una sonda periodontal, es una buena indicación de que el margen se extiende hasta el epitelio de unión y que se ha producido una violación del espacio biológico.

Una evaluación más positiva se puede hacer clínicamente mediante la medición de la distancia entre el hueso y el margen de la restauración usando una sonda periodontal estéril.

Cuando el margen de una restauración está colocado a menos de 2 mm de la cresta ósea, este espacio estará invadido y presentara problemas periodontales.

En 1994, Vacek también investigó el fenómeno del espacio biológico; aunque su promedio hallazgo anchura de 2 mm fue el mismo que el anteriormente presentado por Gargiulo, también informaron de una gama de diferentes espacios biológicos que eran específicas del paciente, encontrándose variaciones que van desde 0.75 mm a 4.3mm.

CORRECCIÓN DEL ESPACIO BIOLÓGICO VIOLADO

1.- Osteotomía y osteoplastia lejos de la proximidad del margen de la restauración

2.- Extrusión ortodóntica del diente.

3.- Alargamiento de la corona.

AGB

comments